Seguros

Los pactos se transforman en una útil con la que obtener una mayor relajación en actualmente casi cualquier entorno de la vida. La ilustración aseguradora en España parece ir creciendo y con ella el horizonte de penetración del seguro en las hogares aumenta. Depende los realidades de la Memoria Social del Seguro Español elaborada por Unespa (Asociación Empresarial del Seguro) y que recoge incluso datos proporcionados por el Instituto Nacional de Padrón (INE) en su Indagación de Presupuestos Familiares, los hogares destinan un 3,6% del presupuesto familiar a los seguros.

En nuestro país, por su caracteristica obligatorio, el seguro de autos es el que una mayor tasa de penetración presenta, del 81,24%, seguido del seguro de morada (75,84%), el de decesos (51,87%), el seguro de energía (29,28%) y el de Responsabilidad Civil general (12,60%) depende los realidades de Unespa.

acordar cualquier seguro es una valor que se basa en la responsabilidad y que implica obtener ese remuneración de tranquilidad que en este eventual mundo se necesita. Pero el mundo asegurador no es simples, muchas cláusulas, condiciones y letra pequeña en las pólizas que muchos no acabamos de entender o incluso ni de leer –mal hecho por nuestra parte-.

En los seguros que tengan que ver con personas, ya no habrá que comunicar los cambios que se produzcan en el estado de robustez. Una reparación modifica el artículo once de la Ley de Acuerdo de Seguro, por lo que el artículo atención redactado de la siguiente manera “En los seguros de personas el receptor o el asegurado no tienen empleo de comunicar la cambio de las circunstancias relativas al estado de robustez del consolidado, que en ningún incidente se considerarán agravamiento del fatalidad”. Esto indica que alguno cambio en el estado de salubridad no podrá implicar un acrecentamiento de la prima y dicha agravación del accidente deberá ser asumida por la aseguradora.

Quizá pocas personas sea consciente de que goza de este derecho, del de poder resolver el compromiso de seguro desprovisto justificar el finalidad y falto acoger penalización alguna en determinados plazos. En la Guía para la compromiso de seguros elaborada por Dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones cuentan que el tomador de un seguro tiene derecho a cejar del acuerdo de seguro en un plazo de 14 días para los seguros de No Vida, y en un plazo de treinta días para los seguros del ramo Vida desde que se celebra el contrato o desde que se recibe la advertencia establecido. En estos plazos y como el arquetipo de seguro que sea, no habrá que explicar los motivos por los que queremos cancelar el seguro y la aseguradora no podrá negarse y no imponer una penalización de ningún carácter –eso sí, habrá que pagar la parte de la indemnización adecuado a los días que el seguro haya estado en vigor-. Comparador de seguros de coche de profesar este derecho deberá comunicarse al asegurador a oblicuidad del papel u distinto soporte duradero.

Anuncios